Créditos Online: Cuidado con los intereses y comisiones

Créditos online cuidado con intereses y comisiones abusivos

Un préstamo o crédito online es un mecanismo común entre los consumidores y usuarios a la hora de adquirir un producto o servicio. Nos permite financiar la compra de un producto o servicio (como viajes, tratamientos dentales, equipos informáticos o electrónicos, automóviles, cursos, etc.).

Hay que tener en cuenta que adquirir préstamos rápidos o créditos significa endeudar a los consumidores y usuarios porque gastan dinero que no tienen. Esto también significa que, en última instancia, el costo en efectivo del producto o servicio pagado superará el costo en efectivo debido a los recargos inherentes a los préstamos antes mencionados.

Sin embargo, los consumidores están especialmente preocupados por uno de los métodos de préstamos personales, los llamados préstamos o créditos flash, que en la actualidad cuenta con una rica presencia en la red, con anuncios muchas veces invasivos y con mensajes agresivos para conseguir clientes, siempre muy atractivos para el consumidor, siempre destacando la inmediatez de su concesión y la sencillez de los trámites necesarios para obtenerla, con la mínima documentación requerida.

Consumo quiere destacar que estos créditos rápidos suponen riesgos para los consumidores y usuarios que los contratan, principalmente por el alto interés que conlleva su contratación.

Pero, ¿Qué son los créditos rápidos?

Los créditos online flash son microcréditos que se caracterizan por un desembolso rápido y, a menudo, a precios mucho más altos que los préstamos tradicionales.

Consumo recuerda que estos créditos flash no están sujetos a ninguna regla, al igual que los contratos de crédito al consumo.

Cuentan con prestamistas que simplifican los trámites necesarios para la concesión, muchas veces basta con que los usuarios aporten DNI y rellenen el formulario, en ocasiones incluso no se exige nómina.

Esta inmediatez, muchas veces telefónica y la comercialización “online” de estos créditos, tiene como contrapartida los altos tipos de interés, las altas comisiones, las TAE disparadas y la excesiva inmediatez que se requiere para formalizarlo. Este dinero debe ser devuelto.

Además, en estos productos se suele exigir al contratante la contratación de un seguro de riesgo de impago en determinadas circunstancias.

Cabe señalar que, en muchos casos, los préstamos flash son otorgados por empresas y entidades que no están reguladas por los bancos españoles.

Intereses abusivos y usura

En base a lo establecido en el artículo 1 de la Ley de 23 julio 1908 de Represión de la Usura, un crédito tendrá un interés de usura cuando «se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», sin que sea exigible que, acumuladamente, se exija «que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales».

El Supremo considera lo siguiente al respecto de un interés TAE del 24,6%:

En el supuesto objeto del recurso, la sentencia recurrida fijó como hecho acreditado que el interés del 24,6% TAE apenas superaba el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en que se concertó el contrato, lo que, considera, no puede tacharse de excesivo.

La cuestión no es tanto si es o no excesivo, como si es «notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso», y esta Sala considera que una diferencia de esa envergadura entre el TAE fijado en la operación y el interés medio de los préstamos al consumo en la fecha en que fue concertado permite considerar el interés estipulado como «notablemente superior al normal del dinero».

Consejo desde la a Dirección General de Consumo

La Dirección General de Consumo aconseja a los consumidores que decidan adquirir este tipo de productos que comparen las condiciones de otras ofertas, se informen de los intereses y comisiones que pagarán, lean atentamente las condiciones de contratación antes de comprar, acepten y, en su caso, recomienden considerando otras opciones de préstamo potencialmente más favorables. Estas opciones deberán ser concedidas por entidades financieras reguladas por bancos españoles. Además, siempre debe conocer su situación financiera personal para saber si puede manejar la deuda contraída durante un contrato de crédito o préstamo flash.


Pelayo Pérez

Ingeniero Técnico Informático y Generador de contenido Pelayo se encarga del software de automatización de solicitudes y generación de contenido. Con mas de 15 años de experiencia en el sector de la economía y financiación tanto desarrollando software a medida para empresas, como en la generación de contenidos que puedan ayudar e informar a los usuarios sobre el sector. Especializado en el desarrollo de aplicaciones CRM Full Stack con distintas tecnologías. Experto en SEO, SEM y analítica web.