¿Qué pasa si no puedo devolver un préstamo a tiempo?

A la hora de firmar un contrato para recibir un crédito adquieres el compromiso de devolverlo en un tiempo y condiciones fijadas. Si llegado el momento de pagar tu deuda no puedes afrontarla se produce un incumplimiento de contrato, y como es normal, este hecho tiene unas consecuencias.

El hecho de no devolver un crédito puede llevarnos a entrar en un círculo vicioso de deudas del que es difícil salir, por eso recomendamos siempre que antes de solicitar un préstamo estés muy seguro de que vas a poder cumplir con las condiciones del contrato, y que vayas a poder devolver el dinero en el tiempo pactado. Si tienes alguna duda, no deberías endeudarte.

De todas formas si estas en el caso de que después de solicitar financiación rápida, incluso estudiando bien que vas a poder devolver el dinero, pero, por causa mayor, no puedes pagar la deuda, lo mejor es ponerte en contacto con el prestamista o banco que te concede el dinero y explicarle el problema para intentar llegar a un acuerdo. La opción de simplemente no pagar puede agravar mucho tus problemas financieros.

Sigo sin poder pagar la deuda ¿Qué puede pasar?

Incremento de la deuda

El impago de una deuda siempre deriva en el aumento de la misma, ¿y esto porque?:

  1. Empiezan a entrar en juego los intereses de demora, superiores a los normales que figuraban en el contrato que firmaste, y que estás obligado a pagar.
  2. Puede que te apliquen una comisión por reclamación de posiciones deudoras, que es una sanción que puede aplicar el prestamista por las gestiones de informarte y reclamarte la cuota que no has pagado.

Estos costes adicionales se suman a la deuda inicial aumentándola, cuanto más tiempo pase más aumentara esta deuda.

Ficheros de morosos

Si pasados cuatro meses tu deuda sigue sin poder pagarse puede requerirte el pago por correo certificado, y posteriormente, incluirte en listados de morosos como pueden ser ASNEF, CIRBE y RAI.

Aparecer en un listado de morosos puede ser muy perjudicial ya que prácticamente todas las entidades financieras consultan estos listados antes de conceder cualquier tipo de financiación. Conseguir cualquier crédito estando en ASNEF puede ser muy difícil.

Embargos

Este es el peor de los casos de consecuencia de impago. Un embargo es la retención de un bien de tu propiedad, por orden judicial, para hacer frente a la deuda que has adquirido.

Los embargos más habituales se centran en la nómina o cuenta corriente. Cuando la deuda es muy alta pueden llegar a embargarte propiedades como la casa o el vehículo.