¿Cómo saber si estoy en ASNEF?

ASNEF cómo conocer si estoy en la lista consejos y consecuencias

Al estar en ASNEF, pedir algún préstamo y que sea rechazado a última hora, o tener problemas para encontrar financiación, son algunas de las posibles situaciones por las que atraviesan quienes tienen su nombre incluido en una lista de morosos y no tenían constancia de ello.

Para aquellas personas a las cuales les surjan dudas al respecto y quieran asegurarse de si esa es la razón, es para quien está dirigido este texto.

Muchas personas creen que su nombre no puede constar en ninguna lista de morosos porque en el momento que han dejado alguna factura sin pagar o devuelto un recibo, ha sido por un importe que no superaba los 20 ó 30 euros.

Se trata de un error muy común. Para ser incluido en ASNEF no hay una cantidad mínima establecida.

En caso de que alguna empresa quiera incluir nuestro nombre en ASNEF, lo habitual es que se nos avise con un plazo de 30 días de antelación. Pero, puede que nunca recibamos esa notificación y que de igual modo, una empresa nos incluya en una lista de morosos.

En el momento en que tienes alguna factura pendiente de hace tiempo, te retrasas al realizar algún pago o si no has devuelto a tiempo algún crédito. Es posible que estés en algún listado de morosos como ASNEF o RAI. Muchas veces son facturas insignificantes, que se te han pasado o has dejado para más adelante.

El problema es que si te incluyen en estos ficheros de morosos puede que luego te resulte muy difícil conseguir financiación. Al estar en ASNEF puede que no te den posibilidad de realizar pagos a plazos en muchos comercios.

Pasos para asegurar que no estás en ASNEF

La única manera de estar completamente seguro de que no estamos incluidos en ASNEF es no haber dejado nada sin pagar. Porque al final, hasta de la cantidad más pequeña, siempre queda algún registro.

Si pretendemos asegurarnos de que no constamos en ninguno de dichos registros, los pasos a seguir son los siguientes:

  • La más simple consiste en acudir directamente a nuestra oficina bancaria habitual y preguntar directamente si nuestro nombre está incluido en alguna lista de morosos. Los bancos tienen acceso a estos archivos y pueden realizar la consulta de manera casi inmediata. Si bien hemos de ser conscientes de las entidades financieras no están obligadas a facilitar informaciones de esta modalidad.Eso significa que tienen todo el derecho a negarse si lo consideran oportuno.
  • Otro medio es contratar los servicios de alguna empresa especializada en realizar esta modalidad de gestiones y dejar que un profesional se encargue de dar todos los pasos necesarios. De este modo, no solo sabremos si nuestro nombre está incluido en ASNEF, sino que además esta empresa tomará las medidas necesarias para eliminar nuestros datos. En el caso de que se diesen las circunstancias que recoge la ley a tal efecto.

Por cualquiera de las mencionadas vías podremos tener constancia de si figuramos en dichos archivos y en el caso de que estés dado de alta en ASNEF puedes consultar nuestra guía sobre cómo salir del ASNEF.

Si estas buscando financiación y te encuentras en esta situación puedes consultar nuestro artículo sobre prestamos personales estando en el ASNEF y sin aval.

Consejos para salir del ASNEF

Vamos a proponerte una serie de consejos para que puedas salir de ASNEF rápido y fácil.

  1. Pagar la deuda pendiente: esta es la forma más rápida de salir de ficheros de morosos. Tras realizar el pago de tu deuda comunica a la empresa que quieres salir del fichero de ASNEF. Por ley la compañía tiene la obligación de ponerse en contacto con ASNEF u otros ficheros de morosos para pedir que cancele este impago que tenías registrado. Artículo 41.1 del Real Decreto 1720/2007 «El pago o cumplimiento de la deuda determinará la cancelación inmediata de todo dato relativo a la misma«
  2. Puedes acogerte a los derechos de ARCO. Para poder ejercer este derecho debemos rellenar el impreso de cancelación que podemos descargar de la web de la Agencia Española de Protección de Datos o rellenar el formulario online. Tendremos que seguir sus indicaciones y aportar toda la documentación que nos pidan para avalar nuestro derecho.
  3. Esperar a la eliminación del registro. Al pasar seis años desde el registro del impago este se elimina del fichero de ASNEF con todo lo que conlleva.

Consecuencias de estar en ASNEF

Con la crisis que vivimos actualmente se produjo un repunte en el número de impagos de deudas que, en cierto modo, ha provocado que las consecuencias de ser incluido en un fichero de morosos no sean tan graves como lo eran hace años.

Aun así, éstas consecuencias siguen existiendo, siendo la más importante de ellas una mayor dificultad para encontrar financiación.

El simple hecho de que un nombre aparezca en ASNEF es motivo más que suficiente para que prácticamente todas las entidades bancarias a las que se acuda en busca de un crédito rechacen la solicitud. Y únicamente terminarán por dar luz verde si podemos demostrar previamente que la inclusión en ASNEF es fruto de un error.

En el caso de pequeñas cantidades, sí que existen entidades financieras que pueden llegar a concedernos préstamos con ASNEF. Sobre todo aquellas que están especializadas en la concesión de créditos urgentes.

El problema es que los intereses, en este caso, serán mucho mayores, y las condiciones de cumplimiento de plazo mucho, más exigentes.

Las empresas y autónomos también se pueden ver afectados por aparecer en el listado de ASNEF. Sobre todo en caso de pretender contratar a nuevos proveedores, a los que habrá que demostrar solvencia de forma efectiva.